Sobre el valor de las cosas

Vamos a continuar con la segunda y última parte del último artículo Lo Rogle. Hoy os vamos a hablar sobre el valor de las cosas, por Curro Claret.

El valor verdadero de las cosas.

Tiramos y nos desprendemos de cosas que aún están en buen estado de uso. Puede ser que esta sea una de les causas de la dificultad de entender en toda su dimensión el valor verdadero de las cosas.

Valor podría ser todo aquello que hace que algo sea único. Todo aquello que hay detrás de alguna cosa y que hace que sea tal como es. Un distintivo que tiene que ver con muchos aspectos diferentes, cambiantes, vulnerables, sometidos a elementos. Que pueden incluso transformar radicalmente su esencia misma hasta quedar “desvalorizado”.

Intentar relacionar estas razones con el tema del palmito puede ayudar a replantear ciertas maneras de cómo esta es vista y percibida. El protagonismo que ha tenido a lo largo de la historia ha estado fundamental. Sus cualidades son muchas, pero resulta que estas bondades quizás no son del todo evidentes, bastante claras o valoradas como para que su papel hoy en día sea suficientemente relevante.

 

El primer reto del taller fue explorar nuevas aplicaciones para la pauma. Diferentes a las que tuvo en el pasado. Los hábitos y las costumbres cambian. La mayoría de la gente hoy en día ya no va a comprar con capazos… Buscar “un nuevo papel” tiene su intríngulis… Tienen que encajar muchos aspectos y condicionantes diferentes.

El gran impacto que ha supuesto el desarrollo industrial y las nuevas formas de producción en todas las artesanías y en la manufactura es evidente. En este proceso se ha ganado muchas cosas. Empezando por la accesibilidad a ciertos bienes por parte de mucha más gente, pero también han desaparecido muchos otros. “Las cosas de ahora ya no son como las de antes”, dice la gente de una cierta edad.

Las propuestas realizadas en el taller intentan precisamente asumir estas cuestiones. Para que el resultado pueda tener las máximas oportunidades, si es posible comercialmente. ¿Qué cosas se pueden hacer con el palmito que puedan captar algunas de las virtudes en su esencia más elemental? ¿Qué se puede hacer para que con muy poco palmito se saque provecho y sea suficientemente significativo? En este sentido, por ejemplo, consideramos “una hora de manufactura” como una posible referencia de partida. Asumiendo que a medida que se iba superando este tiempo en la realización de una pieza la repercusión económica final podía limitar su comercialización.

El palmito puede responder muy bien a muchos de los “nuevos paradigmas” de los cuales se habla cada vez más: productos de proximidad, saludables, biodegradables, con responsabilidad social… ¿Seremos capaces de entender su valor?
¿Seremos capaces de encontrar nuevos papeles y espacios en el mundo actual?

Por medio del proyecto Lo Rogle hemos intentado hacer un pequeño paso en esta dirección, modesto, humilde, con la confianza que pueda participar en este camino. Como decía un cowboy en una película: “No será fácil ni sencillo, y quizás no todos llegarán, pero sabemos que tenemos que hacerlo”.

Comparte tu experiencia con nosotros

Entra y comparte tu experiencia en Houzz

Ferran Grañana Damaret de LA SÉNIA, Cataluña, ES en Houzz
Add to cart