NUEVOS RETOS

Cambiar la rutina es algo complicado. Crecer es inevitable y parece que, de repente, en un abrir y cerrar de ojos, aquellos niños que un día empezaban a gatear ahora se marchan de la escuela para ir al instituto. Y a partir de ahí, pensar en el futuro es lo que les hace de guía para tomar decisiones. Esto es lo que hizo Nil, que este curso ha empezado a estudiar la ESO en su ciudad natal: Tarragona (Catalunya)
Este cambio no ha sido sólo educativo ni tampoco de organización. Personalmente, en casa, otros cambios también han sucedido. Sus horarios ahora son diferentes y, con ello, ha tenido que instalarse en una nueva habitación. Más ancha, más novedosa y más independiente. Y aunque parezca que todo es ideal, también ha tenido que aceptar que ya no comparte dormitorio con su hermano Jan. Al principio fue un cambio a disgusto; ninguno de los dos hermanos lo quería. A pesar de tener edades distintas, uno quería dormir con el otro y viceversa. Pero ya no había vuelta atrás: Gemma, su madre, ya había hablado con YUPIH.
Ella quería aprovechar la ocasión para darle un espacio propio a Nil. Una zona para él, con su mesa estudio, su armario, su librería y sus estantes. Así fue como empezó a buscar empresas que ofrecieran lo que ella necesitaba, puesto que era imprescindible que los muebles fueran totalmente a medida. En un espacio donde el tejado se inclina y cada vez el techo es más bajo, todos los muebles tenían que caber. Y no era tarea fácil. Se informó y miró varios servicios hasta que encontró YUPIH. Además de ofrecerle seguridad, profesionalidad y compromiso, YUPIH también le ofrecía la posibilidad de trabajar rápido y con un excelente resultado. Toda esta literatura suena muy bien, pero Gemma quería asegurarse de que realmente todo esto fuera verdad. Por eso descolgó el teléfono y llamó.
La idea, en principio, era sencilla: una librería junto a la cama, un armario en lo más alto de la habitación y la mesa estudio. Todo ello con un acabado blanco, sencillo y delicado, para acompañar la sensación de bienestar. Eso sí, había que tener cuidado con la lámpara y los enchufes, pero Ferran, de YUPIH, ya captó la idea y rápidamente se puso a diseñar el primer esbozo del proyecto. Así fue como, en 7 días, Gemma ya había decidido la distribución exacta de los muebles, el diseño de cada uno de ellos, los tiradores y todo el resto de detalles. El proceso fue inmediato y preciso, de calidad, con rigor y experiencia. Y con sólo una semana, vio el resultado terminado.
Trabajar y descansar en un entorno agradable es muy importante. Ahora Nil y Jan ya no duermen juntos. Quizás se añoran, quizás se están acostumbrando todavía a los nuevos cambios. Lo que es evidente es que seguirán aprendiendo uno del otro, aunque les separe una pared entre ambas habitaciones. YUPIH les atrajo por el diseño de la página web y ahora es el diseño de los muebles y la calidad de su madera lo que les acompaña en ese cambio de rutina. Los retos para ellos son también retos para YUPIH.

Comparte tu experiencia con nosotros

Entra y comparte tu experiencia en Houzz

Ferran Grañana Damaret de LA SÉNIA, Cataluña, ES en Houzz
All search results
Añadir to cart